viernes, 23 de septiembre de 2022

GRANADILLA Y SU REHABILITACIÓN INTEGRADA (y 22)


La rehabilitación integrada (utopía final)

D) Repoblada Granadilla, sus pobladores, a través de la Asociación de Amigos de Granadilla, podrían encargar la formulación del Expediente de creación del Municipio de Granadilla, a la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, conforme a la legislación que mejor proceda, teniendo en cuenta que tanto el nombre del municipio, como el del núcleo-cabecera permanecerían inalterables y tan sólo habría que recuperar la superficie y definir los límites del nuevo término municipal.

En este sentido, la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local -LRBRL-, establece en su Art. 13:

1. La creación o supresión de municipios, así como la alteración de términos municipales, se regularán por la legislación de las Comunidades Autónomas sobre régimen local, sin que la alteración de términos municipales pueda suponer, en ningún caso, modificación de los límites provinciales. Requerirán en todo caso audiencia de los municipios interesados y dictamen del Consejo de Estado o del órgano consultivo superior de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, si existiere, así como informe de la Administración que ejerza la tutela financiera. Simultáneamente a la petición de este dictámen se dará conocimiento a la Administración General del Estado.

Esta competencia es asumida por la Comunidad Autónoma de Extremadura, a través de la Ley Orgánica 1/2011, de 28 de enero, de Reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma de Extremadura, que en sus artículos 9.3º (competencia exclusiva) y 54.2, establece: “La Comunidad Autónoma de Extremadura regulará, mediante una ley aprobada por mayoría absoluta, los procedimientos de creación, fusión, segregación y supresión de municipios, así como la alteración de términos municipales”. Parece remitir a la Ley 3/2019, de 22 de enero, de garantía de la autonomía municipal de Extremadura (BOE núm. 38, de 13/02/2019, pp. 13278-13317).

Resulta obvio que la nueva Granadilla independiente sería un núcleo de funcionalidad turística, en razón de los atractivos naturales y culturales de su entorno, en la confluencia de tres unidades paisajísticas de alto valor, montaña, valle y penillanura. De la investigación realizada por la geógrafa María Encarnación Pámpano Elviro[48] extraigo datos relevantes: “De los 234,18 km2 que ocupa la comarca del Valle del Ambroz, 183,41, el (78,3%) corresponden a superficie de protección ambiental (SAU 80,1%), lo que supone que prácticamente las dos terceras partes del territorio se encuentran tuteladas por figuras de protección de paisaje, localizándose en la Unidad de la Vertiente meridional del Sistema Central y Traslasierra”.

El embalse de Gabriel y Galán, la enorme lámina de agua dulce interior responsable en el pasado del desahucio de Granadilla, se ofrece hoy como el principal atractivo económico de recuperación[49], con potenciales turísticos (http://www.turismocaparra.com en segmentos muy demandados:

· Geo-turismo en espacios naturales protegidos, con riqueza de vegetación patrimonial (Monte Castañar Gallego de Hervás), gargantas para baños estivales, y términos municipales de montaña con suelos no urbanizables enteramente protegidos, compatibles con usos agropecuarios, forestales y cinegéticos.

·Turismo deportivo de nieve (Sierras de Hervás-Béjar–Candelario y estación de esquí de la Covatilla).

·Turismo deportivo de embalse, en el pantano de Gabriel y Galán, aprovechando el equipamiento singular del Centro Internacional de Innovación Deportiva en el Medio Natural “El Anillo” (inaugurado el 22 de marzo de 2011), hoy absolutamente infrautilizado, sin las absurdas restricciones y prohibiciones actuales de la Confederación Hidrográfica del Tajo para la práctica de deportes náuticos, pesca, crucero fluvial y navegación controlada, con las instalaciones complementarias inherentes: club náutico, marina con pantalanes y servicios turísticos asociados.

· Turismo cultural: (Ruta de la Plata; Cáparra; Conversos; Otoño Mágico), asociado a redes patrimoniales y productos ya operativos (Red de Juderías).

· Turismo gastronómico, que permitirá revalorizar productos autóctonos ya industrializados y comercializados (embutidos; pimentón de Aldeanueva del Camino y de Zarza de Granadilla; miel; castañas; dulces).

· Turismo cinegético, en los numerosos cotos de caza mayor de las serranías meridionales del Sistema Central y Traslasierra[50].

·   Turismo termal (Balneario de Baños de Montemayor).

· Turismo ornitológico, con fomento del “birding”, reconocido como mercado en auge para turistas del norte de Europa, con alto poder adquisitivo y marcado nivel de gasto por viajero-turista.

· Turismo micológico, con recogida de níscalos y setas, que suponen un complemento económico interesante a finales de otoño.

· Turismo senderista, aprovechando la rica red caminera patrimonial (vías verdes, calzadas romanas, senderos de montaña, rutas a caballo). 


La Dirección General de Turismo de la Junta de Extremadura tendría que proceder a la formulación de un Plan de Desarrollo Turístico Integral de Granadilla y Tierras de Granadilla, en el contexto comarcal del Valle del Ambroz-Traslasierra.

E) Los servicios terciarios básicos, no administrativos, se fijarían en función de la vitalidad y demanda de la villa.

Epílogo

El embrollo jurídico del proceso de expropiación de Granadilla fue un dislate, al mezclarse como soportes legales la Ley de Expropiación Forzosa de 10 de enero 1879, y su Reglamento de ejecución de 12 de enero de 1879 (Gaceta de Madrid, Año CCXVIII=Núm. 12, Tomo 1, pp. 105-107), la Ley de 7 de octubre de 1939, sobre procedimiento en las leyes de expropiación forzosa (BOE núm. 285, del 10/10/1939, pp. 5726-5727), la Ley de 16 de diciembre de 1954 sobre expropiación forzosa (BOE, 351, del 17/12/1954) y su Reglamento por Decreto de 26 de abril de 1957 (BOE, 160, de 20/06/1957). 

Si al lío jurídico unimos: la falsedad deliberada de expropiación de la villa, sabedora la administración expropiante de que no iban a ser anegadas las fincas urbanas por la cota de inundación del embalse; los incumplimientos legales de información pública sobre el acto expropiatorio esencial y sus motivaciones; las demoras entre ocupación de fincas y pago de los justiprecios; el desahucio por las bravas del ordeno y mando, junto a otras delicadezas ya comentadas, no puede extrañar que los litigios posteriores de los herederos demandantes en sus intentos de reversión de las fincas urbanas se hayan venido produciendo de forma infructuosa en todas las instancias judiciales durante los últimos sesenta años.

Con tales antecedentes, interesa mucho que Granadilla siga siendo una ruina arqueológica deshabitada, inánime y en el limbo, por obra y sin gracia de la Confederación Hidrográfica del Tajo y de la Red de Parques NacionalesY de la pasividad absoluta y falta de voluntad política de la Junta de Extremadura para desbloquear el entuerto. 

Mientras tanto, mucho hablar de regeneración urbana, de despoblación, de reto demográfico y de revitalización del medio rural en declive, pero Granadilla, la joya urbanística del Norte cacereño, seguirá deshabitada y fosilizada en un entorno paisajístico insuperable (agua, montaña, valle, penillanura) de enorme potencial turístico, y con una renta de situación reforzada por la accesibilidad desde la Autovía A-66. 

Parece justo y necesario que si la despoblación de Granadilla se hizo por decreto, la repoblación se haga también por decreto para que como municipio independiente sus moradores decidan su futuro funcional y vital, como viene reclamando durante décadas la Asociación de Hijos de Granadilla a las administraciones, presuntamente competentes: "QUEREMOS VOLVER"[51].



[48] Pámpano Elviro, María Encarnación (2014): Oferta turística de Granadilla y Valle del Ambroz. Trabajo Fin de Grado de Geografía y Ordenación del Territorio. Departamento de Arte y Ciencias del Territorio. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Extremadura (Inédito). (Dir. Antonio-José Campesino Fernández). Cáceres. 51 p.

[49] Corrales Alvarado, Eduardo. (2014): "Los Barruecos y Granadilla (Cáceres). Paisajes patrimoniales singularizados para el turismo y el desarrollo rural", en Lozano, María del Mar y Méndez, Vicente. (coords. y eds.). Patrimonio cultural vinculado con el agua. Paisaje, urbanismo, arte, ingeniería y turismo. Editora Regional de Extremadura, Ministerio de Economía y Competitividad y Vicerrectorado de Extensión Universitaria de la UEX, Badajoz, pp. 21-36.

[50] Rengifo, Juan Ignacio; Campesino, Antonio-José; Sánchez, José Manuel; Martín, Luz María. (2022): “La caza mayor como actividad económica sostenible en el proceso de despoblación del medio rural de Extremadura”. Anales de Geografía de la Universidad Complutense de Madrid, 42 (1), Universidad Complutense de Madrid. Madrid, pp. 239-271. https://dx.doi.org/10.5209/aguc.81804

[51] Zárate, Victoria. (2020): “Granadilla, la historia del pueblo que Franco arrebató a sus habitantes; Queremos volver”, El PAÍS. Patrimonio Histórico. Madrid, 29MAY2020–13:45 CEST

jueves, 22 de septiembre de 2022

 GRANADILLA Y SU REHABILITACIÓN INTEGRADA (21)


La rehabilitación integrada (cont.)

Retomo, de nuevo, el proceso de expropiación que ya constaté en la entrada número 14 del viernes 26 de agosto, ampliando y localizando minuciosamente la información, tras una semana de trabajo en el Archivo del Boletín Oficial de la Provincia de Cáceres (Diputación Provincial de Cáceres) a cuyos técnicos agradezco muy sinceramente su atención y profesionalidad.

Expropiaciones

En el Boletín Oficial de la Provincia de Cáceres (BOP, 203, de 21/09/1956) la Confederación Hidrográfica del Tajo publicó el primer Anuncio del Expediente de Expropiación Forzosa 173 (firmado por el ingeniero Director Adjunto César Blanco de Córdova el 01/09/1956) con motivo del embalse del pantano Gabriel y Galán en término municipal de Granadilla (Cáceres) hasta la cota 350, citando a los propietarios nominales de las primeras 162 fincas rústicas al acto de levantamiento de actas previas a la ocupación, a celebrar el 16 de octubre de 1956, a las 10:00 horas; (BOP, 204, de 12/09/1956) -163 a 353- y BOP, 205, de 13/09/1956) -354 a 837-.

En el (BOP 124, del 05/06/1957) la CHT publicó el primer Anuncio del Expediente de E. F. 178 de varias fincas rústicas ubicadas entre las cotas 350 a 390, citando a los propietarios nominales de las primeras 143 fincas al acto de levantamiento de actas previas a la ocupación de las mismas, a celebrar el 9 de julio de 1957, a las 10:00 horas; (BOP 126, del 07/06/1957)-144 a 483-; (BOP 127, del 08/06/1957) -484 a 647-; (BOP 128, del 10/06/1957) -648 a 852-; (BOP 129, del 11/06/1957) -853 a 1.226-, y en el (BOP 130, del 12/06/1957) -1.227 a 1.398-.

En el (BOP 217, del 27/09/1957), la CHT publicó el primer Anuncio del Expediente de E. F. 177 de varias fincas rústicas en término de Granadilla entre las cotas 350 a 390. Tras las actuaciones preliminares antedichas, convocó a los propietarios de las mismas el 22 de octubre de 1957 para el levantamiento de las actas previas de las fincas 1 a 174; (BOP 219, del 30/09/1957)  -175 a 347-; (BOP 220, del 02/10/1957) -348 a 500-; (BOP 221, del 03/10/1957) -501 a 637-; (BOP 222, del 04/10/1957) -638 a 764-; BOP 223, del 05/10/1957) -765 a 931-; (BOP 225, del 08/10/1957) -932 a 1.195-; (BOP 226, del 09/10/1957) -1.196 a 1.323-; (BOP 227, del 10/10/1957) -1.324 a 1.547-, y (BOP 228, del 11/10/1957) -1.548 a 1.719. Fechado en Madrid, el 16 de septiembre de 1957.

En el (BOP 188, del 19/08/1958), la CHT publicó el primer Anuncio del Expediente de E.F 185 de las fincas rústicas del término de Granadilla ubicadas de la cota 390 al final, convocando a los propietarios de las fincas rústicas el 24 de septiembre de 1958, a las 10:00 horas y días sucesivos por este orden: (BOP 188, del 19/08/1958) -1 a 114-; (BOP 189, del 20/08/1958) -115 a 454-; (BOP 190, del 21/08/1958) -455 a 595-; (BOP 191, del 22/08/1958) – 596 a 906-, y (BOP 192, del 23/08/1958) -907-1.163-.

En el (BOP 51, del 02/03/1960) la CHT mediante el Expediente de E. F. 183 convocó el 29 de marzo de 1960, a las 10:00 horas, en Zarza de Granadilla a los propietarios de las fincas 1-127 ubicadas hasta la cota 390 en dicho término municipal.

En el (BOP 44, del 22/02/1961) y (BOE núm. 47, de 24/02/1961, pp. 2921-2925) la CHT por el Expediente de E. F. 182, emite el Anuncio de Expropiación de Fincas Urbanas en término municipal de Granadilla, por el procedimiento de urgencia previsto en la Ley de 7 de octubre de 1939. Una vez practicadas las actuaciones preliminares, el Ingeniero Director, por delegación, Luis de Llanos y Silvela, con fecha 13 de febrero de 1961, procedió a convocar el 24 de marzo de 1961, a las 10 de la mañana, a los propietarios 1 a 515 (con relación numerada y nominal incluida el BOE) para proceder al levantamiento de las actas previas a la ocupación de las fincas urbanas, diligencias que tendrán lugar en las fincas urbanas afectadas por la expropiación, sitas en el término municipal de Granadilla, por el orden expresado en el BOE, advirtiendo a los propietarios que podrían acudir acompañados de un Perito y de un Notario, a su costa. Firmado en Madrid, el 13 de febrero de 1961. Luis Llanos Silvela.

Liquidaciones

En el (BOP 231, del 13/10/1959) la CHT mediante el Expediente de E. F. 170 convocó a los propietarios de las fincas rústicas -1 a 237- de la cota 350, a las 09:00 horas del 20 de octubre de 1959 en el Ayuntamiento de Granadilla para proceder al pago de los expedientes de expropiación forzosa por causa de utilidad pública de las tierras afectadas por el embalse del pantano de Gabriel y Galán, lo que se hace público en cumplimiento de lo prevenido en el Art. 61 del Reglamento para ejecución de la Ley de Expropiación Forzosa de 10 de enero de 1879. Firmado en Madrid, el 3 de octubre de 1959 por el Ingeniero Director Adjunto Longinos Luengo.

En el (BOP 229, del 05/10/1960) la CHT, por el Expediente de E. F. 178 convocó para el 25 de octubre de 1960, a las 09:00 horas, en el Ayuntamiento de Granadilla a los propietarios que aceptaron el justiprecio ofrecido por la Administración. de las parcelas 1 a 230, ubicadas entre las cotas 350 a 390, al pago de las fincas rústicas e intereses. Firmado en Madrid, el 28 de septiembre de 1960 por el Ingeniero Jefe del Servicio de Expropiaciones Luis Llanos Silvela.

En el (BOP 254, del 09/11/1962), el Ministerio de Obras Públicas a través de la CHT por el Expediente de E. F. 183 convocó a los propietarios de las fincas rústicas comprendidas entre las cotas 350 a 390, para el 21 de noviembre de 1962, a las 16:00 horas en el Ayuntamiento de Zarza de Granadilla, al objeto de proceder al pago de las mismas y de los intereses. Firmado en Madrid a 30 de octubre de 1962.

En el (BOP 292, del 26/12/1962) la CHT por el Expediente de E. F. 185 convocó para el 17 de enero de 1963 a los propietarios de las parcelas 1 a 228, comprendidas de la cota 390 al final, para el pago de las fincas rústicas, según las valoraciones ofertadas por la Administración expropiante y aceptadas por los propietarios. Firmado en Madrid a 18 de diciembre de 1962.

En el (BOP 145, del 26/06/1963) la CHT por Expediente de E. F. 185, convocó para el 10 de julio de 1963, a las 09:00 horas, en la Casa Ayuntamiento de Granadilla, a los 228 propietarios de la relación publicada en el (BOP del 16/12/1962) que aceptaron las valoraciones al pago de los intereses de demora devengados desde la fecha de ocupación de las fincas ubicadas de la cota 390 al final el 15 de junio de 1960 hasta el momento del pago el 17 de enero de 1963. Madrid, 20 de junio de 1963.

En el (BOP 219. Del 28 de septiembre de 1964) la CHT por Expediente de E.F. 182 convocó el día 20 de octubre de 1964 en el Ayuntamiento de Granadilla a los 287 propietarios, para proceder al pago del justiprecio e intereses de demora de las fincas urbanas, desde el 26 de abril de 1962, fecha de la ocupación de las fincas, hasta el 26 de mayo de 1964, fecha de terminación de los tres volúmenes reglamentarios. Madrid, 17 de septiembre de 1964. Firmado, el Ingeniero Jefe del Servicio de Expropiaciones Ernesto de Jaureguizar.

Conclusiones

Del trabajo realizado puedo avanzar ya dos certezas:

* El Acuerdo del Consejo de Ministros de 24 de junio de 1955, sobre Expropiación de Granadilla NO FUE PUBLICADO, ni el BOE, ni el BOP.

* Tal hecho incumplió flagrantemente el Artículo 18.2. de la Ley de 16 de diciembre de 1954 sobre expropiación forzosa (BOE núm. 351, del 17/12/1954, con entrada en vigor el 17/04/1955) que ordenaba:

Art. 18.2. "Cuando se trate de expropiaciones realizadas por el Estado, dicha relación habrá de publicarse en el «Boletín Oficial del Estado» y en el de la provincia respectiva y en uno de los diarios de mayor circulación de la provincia, si lo hubiere, comunicándose además a los Ayuntamientos en cuyo término radique la cosa a expropiar para que la fijen en el tablón de anuncios".


martes, 6 de septiembre de 2022

GRANADILLA Y SU REHABILITACIÓN INTEGRADA (20)


La rehabilitación integrada (cont.)

La anterior reflexión didáctica, además de explicativa sobre las características de la arquitectura popular de Granadilla y comarca, quiere poner de manifiesto que las actuales construcciones “restauradas” y coloreadas con tipismo folclórico en Granadilla, si bien pueden resultar fotogénicas, no han respetado los criterios constructivos funcionales y estéticos de Granadilla como Conjunto Histórico Artístico.

Por ello, conocedores de los desafueros detectados contra la arquitectura popular del Valle del Ambroz[45], como redactores del Plan General Municipal de Aldeanueva del Camino[46] y del Plan General Municipal de Hervás[47] ya planteamos en aquellos documentos las siguientes propuestas:

- Erradicar la sustitución de las tipologías tradicionales por viviendas autoconstruidas con esquemas tipológicos pseudo-urbanos, dado que los impactos más agresivos son debidos a la introducción de enfoscados sobre los muros de mampostería, encalándose posteriormente, operación que ha llegado a efectuarse incluso sobre sillares que rematan las esquinas y los recercados de granito de los huecos de la fachada.

-  Respetar la composición tradicional de las fachadas, prohibiendo la eliminación de los balcones volados de las viviendas de dos plantas, que dejan las ménsulas de piedra como muñones inútiles.

-    Frenar la construcción de nueva planta con alturas superiores a la moda para evitar la ruptura de la homogeneidad volumétrica de los cascos y del paisaje por empleo de cubiertas con materiales ajenos y revestimientos inadecuados.

C) Con la dotación de infraestructuras básicas y con el parque inmobiliario de Granadilla enteramente reconstruido por iniciativa pública (estatal o autonómica) y privada, al objeto de repoblación de la villa, la administración procedería a ofertar en venta o alquiler dos tipos de viviendas: de protección oficial (VPO) a precio tasado, y de venta libre según mercado, con las condiciones inexcusables de ser destinadas a primera residencia y con prioridad  de acceso a familias numerosas y parejas jóvenes, y ello por la necesidad de fomentar la dinámica demográfica y la ósmosis socioeconómica. En cuanto a los adjudicatarios, deberían tener prioridad de acceso a las mismas los herederos de los propietarios desahuciados que pudieran acreditarlo documentalmente y reuniesen las condiciones exigidas para ello.

El complejo derecho de reversión del parque inmobiliario

El Art. 54.1. de la Ley de Expropiación Forzosa (LEF) de 1954 regula el derecho de reversión: en caso de no ejecutarse la obra o no establecerse el servicio que motivó la expropiación, así como si hubiera alguna parte sobrante de los bienes expropiados, o desapareciese la afectación, el primitivo dueño o sus causahabientes, podrán recobrar la totalidad o la parte sobrante de lo expropiado, mediante el abono a quién fuera su titular de la indemnización.

En cuanto a la forma de ejercer este derecho, la LEF establece que es obligación de la Administración comunicar al administrado que ha habido un cambio en la expropiación forzosa que ha dado lugar al nacimiento del derecho de reversión. En el plazo de 3 meses, éste deberá decidir si opta por recuperar la propiedad del bien expropiado, reintegrando el valor de la indemnización percibida.

EL Art. 54.2. de la LEF especifica:

2. “No habrá derecho de reversión, sin embargo, en los casos siguientes:

a) Cuando simultáneamente a la desafectación del fin que justificó la expropiación se acuerde justificadamente una nueva afectación a otro fin que haya sido declarado de utilidad pública o interés social. En este supuesto la Administración dará publicidad a la sustitución, pudiendo el primitivo dueño o sus causahabientes alegar cuanto estimen oportuno en defensa de su derecho a la reversión, si consideran que no concurren los requisitos exigidos por la ley, así como solicitar la actualización del justiprecio si no se hubiera ejecutado la obra o establecido el servicio inicialmente previstos.

b)   Cuando la afectación al fin que justificó la expropiación o a otro declarado de utilidad pública o interés social se prolongue durante diez años desde la terminación de la obra o el establecimiento del servicio.

3. Cuando de acuerdo con lo establecido en los apartados anteriores de este artículo proceda la reversión, el plazo para que el dueño primitivo o sus causahabientes puedan solicitarla será el de tres meses, a contar desde la fecha en que la Administración hubiera notificado el exceso de expropiación, la desafectación del bien o derecho expropiados o su propósito de no ejecutar la obra o de no implantar el servicio.

En defecto de esta notificación, el derecho de reversión podrá ejercitarse por el expropiado y sus causahabientes en los casos y con las condiciones siguientes:

a) Cuando se hubiera producido un exceso de expropiación o la desafectación del bien o derecho expropiados y no hubieran transcurrido veinte años desde la toma de posesión de aquéllos.

b) Cuando hubieran transcurrido cinco años desde la toma de posesión del bien o derecho expropiados sin iniciarse la ejecución de la obra o la implantación del servicio.

c) Cuando la ejecución de la obra o las actuaciones para el establecimiento del servicio estuvieran suspendidas más de dos años por causas imputables a la Administración o al beneficiario de la expropiación sin que se produjera por parte de éstos ningún acto expreso para su reanudación.

4.La competencia para resolver sobre la reversión corresponderá a la Administración en cuya titularidad se halle el bien o derecho en el momento en que se solicite aquélla o a la que se encuentre vinculado el beneficiario de la expropiación, en su caso, titular de los mismos.

5.En las inscripciones en el Registro de la Propiedad del dominio y demás derechos reales sobre bienes inmuebles adquiridos por expropiación forzosa se hará constar el derecho preferente de los reversionistas frente a terceros posibles adquirentes para recuperar el bien o derecho expropiados de acuerdo con lo dispuesto en este artículo y en el siguiente, sin cuya constancia registral el derecho de reversión no será oponible a los terceros adquirentes que hayan inscrito los títulos de sus respectivos derechos conforme a lo previsto en la Ley Hipotecaria”.

Me agradaría mucho equivocarme, pero no creo que, sesenta años después, la Justicia acabe fallando a favor de los demandantes de derechos de reversión de las casas de Granadilla, expropiadas y pagadas a sus propietarios, por el hecho de haberse incluido la villa dentro de la cota inundable y, al final, no haberse inundado.



[45] Campesino Fernández, Antonio-José. (2006): “Conjuntos y arquitecturas populares: patrimonio cultural vernáculo de Extremadura”, en Martín Galindo, José Luis. (coord.). La Arquitectura Vernácula, Patrimonio de la Humanidad. Colección Raíces, 21. Asociación para la Arquitectura Rural Tradicional de Extremadura, Departamento de Publicaciones de la Diputación de Badajoz, Badajoz, Vol II, pp. 1.273-1.296.

[46] Salcedo, José-Carlos y Campesino, Antonio-José. Plan General Municipal de Aldeanueva del Camino. Ayuntamiento de Aldeanueva del Camino. Mérida, Agencia Extremeña de la Vivienda, el Urbanismo y el Territorio. Resolución de 17 de enero de 2006 de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Extremadura, por la que se aprueba definitivamente el Plan General Municipal de Aldeanueva del Camino (DOE 68, de 10 de junio de 2006, pp. 10477).

[47] Salcedo, José-Carlos y Campesino, Antonio-José. (2009): Plan General Municipal de Hervás. (En tramitación a la espera de la Aprobación Provisional por el Ayuntamiento de Hervás, que finalmente no la llevo a cabo).

 

 

viernes, 2 de septiembre de 2022

 GRANADILLA Y SU REHABILITACIÓN INTEGRADA (19)


La rehabilitación integrada

Granadilla tiene que volver a la vida como municipio independiente, porque lo demandan los herederos de los vecinos desahuciados y porque la joya urbanística del Norte cacereño, con sus enormes atractivos y potenciales turísticos[40], no puede ser por más tiempo una ruina arqueológica visitable sesenta años después.

Esto se conseguiría con voluntad política y cooperación gestora de las administraciones responsables implicadas: Confederación Hidrográfica del Tajo, Parques Nacionales, Junta de Extremadura, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Zarza de Granadilla.

Y fundamentándola en los soportes legales procedentes, estos más otros: Real Decreto 1690/1986, de 11 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Población y Demarcación Territorial de las Entidades Locales (BOE, nº 194, de 14/08/1986); Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas (BOE, 153, de 27/06/2013), y Ley 11/2018, de 21 de diciembre de ordenación territorial y urbanística sostenible de Extremadura.

A título de reflexión personal de geógrafo urbanista, propuesta aquí para debate y sujeta a todo tipo de consideraciones y matizaciones legales y administrativas, entiendo que, como paso previo, la Junta de Extremadura debería adquirir la propiedad de Granadilla, como lo hizo en 2006 con el Poblado Minero de Aldea Moret[41], bajo las presiones de la Plataforma Ciudadana, logrando en 2011 la declaración de BIC[42]. Por cierto, nada se ha hecho desde entonces por la rehabilitación integral del Poblado y de la docena de familias de herederos de la minería que resisten también numantinamente.

El Art. 3 del R. D. 1690/1986, establece que: “La creación de nuevos municipios sólo podrá realizarse sobre la base de núcleos de población territorialmente diferenciados…”, condición que cumple Granadilla, para lo que una vez adquirida la titularidad pública habría que formular el oportuno Expediente de Re-creación del Municipio como corresponda en derecho.

Al objeto de dotarla de término municipal propio, el Ayuntamiento de Zarza de Granadilla tendría que devolver la superficie del territorio municipal anexionado en 1965, aunque fuera exiguo, como en el caso de Vegaviana, municipio que se declaró independiente de Moraleja el 25 de junio de 2009, con un término municipal de 23,06 km2 y 845 habitantes.

A renglón seguido, la recuperación de Granadilla, como centro neurálgico del Valle del Ambroz, exigiría abordar su proceso de rehabilitación integrada en sus cuatro frentes (morfológica, poblacional, funcional y ambiental), insertándola en las determinaciones de un Plan General Municipal (PGM) y del Plan Especial de Protección y Rehabilitación Integrada (PEPRICH), dotándola de la necesaria Oficina Técnica de Rehabilitación que lidere el proyecto y establezca las determinaciones para las distintas Áreas de Rehabilitación Integrada.

Y, bajo los postulados de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas de la Ley 8/2013, abordar:

A) La renovación de las redes de infraestructuras básicas, históricamente deficitarias, para la consideración del suelo urbano consolidado (abastecimiento de agua, saneamiento, pavimentación, electricidad y redes de telefonía y fibra óptica).

B) La reconstrucción y rehabilitación del caserío popular, manteniendo el molde parcelario patrimonial, alturas, volúmenes, materiales y técnicas constructivas, con respeto a la arquitectura popular primigenia[43], pero dotando a las nuevas viviendas de todos los servicios modernos de habitabilidad, confort y eficiencia energética.

Fig. 7. Granadilla: molde catastral parcelario

Fuente: Google Earth


Arquitectura popular patrimonial

Las arquitecturas vernáculas insertas en un Conjunto Histórico como Granadilla tienen la consideración de elementos patrimoniales, razón por la cual resulta obligado conocer su pasado fundamento técnico y constructivo de la mano de un experto, el doctor arquitecto, José-Carlos Salcedo Hernández, profesor del Departamento de Construcción de la Escuela Politécnica de la Universidad de Extremadura en Cáceres (http://www.uexgica.blogspot.com.es) para su correcta reconstrucción futura.

El caserío de Granadilla respondía a la tipología edificatoria tradicional de la casa elemental de la penillanura y Valle del Ambroz, de dos alturas, bajo y doblado), adosadas entre sí por medianeras, con fachada a la calle y otra interior a "patio" de parcela propia, con dos o tres crujías. En este caserío popular destacaban las casas de la propiedad terrateniente, más recientes (XIX-XX), de estilo racionalista-burgués, que incorporaban cierta simetría y alguna característica nueva, como huecos más grandes y a eje entre plantas, alguna imposta, balcones de cantería y otros elementos decorativos ‘modernos’ de cantería vista, y con cerrajería de forja en rejas y balcones.

Por el contrario, en el caserío popular, la fachada era el reflejo de la función habitacional y de la técnica constructiva: solanas, balcones, aleros y soportales, que se realizaban volando las estructuras internas de madera al exterior y los barandales se realizaban con tablas de maderas recortadas.

Los materiales y sistemas constructivos eran los mismos para todas las construcciones:

-    Estructura portante a base de muros de fábrica de mampostería con la piedra local, tomada con argamasa de barro sin cal, que se aparejaba con piedra labrada en los recercados de los huecos de puertas y ventanas, en las esquinas y en los escasos contrafuertes. De un espesor de 60-70 cm casi sin variación en todas las casas (que es lo único que hoy queda en el caserío).

- Los muros medianeros y trasero (no vistos en fachada) se recrecían normalmente hasta los faldones, utilizando adobe (‘ladrillos’ de tierra con paja y sin cocción, fabricados sobando el barro para su cohesión y secados al aire). Material que también se utilizaba para los tabiques interiores, en muchos casos resistentes también, a base de puntales (o pies derechos) de madera, que se rellenaban entre sí con fábrica de estos mismos adobes.

 

-  Los muros se revocaban por fuera con barro aplicado con las manos y una última capa de enjalbegado de cal protectora (fina pasta de cal, agua y arena muy fina). Solución que también se daba a las paredes interiores para el saneamiento. Esta ténica era la que hacía posible la transpiración de la humedad de capilaridad del terreno y por eso las casas de planta baja eran habitables.


- Todas las estructuras horizontales de piso eran a base de entramado de madera horizontal, con jácenas de madera de castaño directamente apoyadas en los muros descritos, con un segundo orden de cuartones del mismo material, y como piso un simple entablado con cintas para el solape.


-    Todas las cubiertas con trazado a dos aguas (vertiendo a fachada y a “patio) eran también a base de entramado de madera inclinado del orden del 33% (1 a 3) por el procedimiento “a la molinera” (no existiendo armaduras en Granadilla como tampoco en el resto del Valle), con jácenas normalmente voladas en fachada (para aprovechar la sección resistente de la madera), cabrios y chillas para la “teja vana” del tipo cerámica, curva, árabe, roja.


-    Los solados interiores eran de baldosa de barro cocido, de lanchas de piedra o de rollos de río, las tres opciones de Granadilla, a las que se sumaron a partir de principios del siglo XX, en las casas más pudientes (o bien en algunas de las salas, los primeros solados de baldosas de mortero de cemento (20x20 cm) decoradas.

-    Las carpinterías de puertas y ventanas eran de castaño, con piezas toscas de armazón y entablado de guarnición. Las ventanas eran de una hoja (salvo en las casas burguesas más recientes, de huecos más grandes, con dos hojas). Los cristales no existían como hoy los entendemos, por eso la hoja tenía un pequeño postigo con un cristal, que se dejaba abierto para que entrara la luz.

En su distribución interna, la casa se articulaba con un denominado “patio”, habitación que se ubicaba nada más flanquear la puerta de entrada (amueblado con un escaño de madera y sillas), que normalmente distribuía a izquierda y derecha: la cocina (con ventana a fachada), la “sala”, si la había (lo que hoy sería el salón), también con ventana a la calle, y al fondo, las escaleras (de un único tramo construidas con tabla de madera sobre dos vigas zancas separadas del terreno con un basamento de piedra, de manera que los dos primeros peldaños  eran de cantería), que conducían a la planta alta o doblado, y la puerta de salida al “corral” (patio de parcela) donde se encontraba normalmente una cuadra y otros espacios anexos, corral, que de poderse, tenía entrada independiente por otra calle.

El “patio” de entrada se ventilaba por la misma puerta, de dos hojas (una normal y otra más estrecha) o bien portón superior para la ventilación y vistas a la calle, y en él un pequeño postigo con cristal para la entrada de luz a este espacio de articulación de la casa. Debajo del hueco de las escaleras existía el “poyo de los cántaros”, por ser un lugar protegido de la luz, con cierta humedad, frescor y baja altura.

En la planta alta o doblado, la articulación era similar: una sala central al desembarco de las escaleras, de la que partían directamente las alcobas a los lados, normalmente pequeñas para la cama y poco más, con reducidas ventanas a la fachada o bien interiores sin ventana. Estos dormitorios se disponían normalmente en la planta alta a la que nunca podía llegar la humedad del terreno, aunque podemos encontrar también alcobas en la planta baja. Las alcobas no tenían puerta, porque el entramado de madera de piso (antes descrito) tenía cierta deformación que impedía que las puertas ajustaran en su cerco, por eso para la separación y cierta intimidad existía sólo una cortina.

El hogar era un lugar fundamental en la vida de la casa. Se situaba en la cocina y normalmente era una lancha de cantería en el propio suelo, con las “trébede” para calentar los pucheros. Del centro colgaba una cadena que servía para mantener siempre un caldero con agua caliente. El calor del hogar se transmitía por convección natural al resto de la casa, por eso la cocina tenía siempre una ventana de entrada de aire y, a veces, su techo era un entablado abierto “parrilla”, que servía para secar los productos del campo, como el pimiento. En el techo de la cocina, el entramado presentaba como diferencia una serie de púas de donde se colgaban los productos de la matanza para su curación[44].



[40] Pámpano Elviro, María Encarnación. (2014): Oferta turística de Granadilla y Valle del Ambroz. Trabajo Fin de Grado de Geografía y Ordenación del Territorio. Departamento de Arte y Ciencias del Territorio. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de Extremadura (Inédito). (Dir. Antonio-José Campesino Fernández). Cáceres. 51 p.

[41] Por las reivindicaciones de la Plataforma Ciudadana “Salvemos el Poblado Minero” de agosto de 2006, el 23 de diciembre de 2006 la Agencia Extremeña de la Vivienda, el Urbanismo y el Territorio compró el Poblado Minero de Aldea Moret a la empresa PRONORBA por 3 millones de euros.

[42] Decreto 92/2011, de 20 de mayo, por el que se declara Bien de Interés Cultural con categoría de Lugar de Interés Etnológico el Poblado Minero de Aldea Moret en el término municipal de Cáceres y su inscripción en el Registro de Bienes de Interés Cultural de Extremadura (BOE, 143, de 16/06/2011).

[43] Obviamente, el cambio de las viviendas del uso rural a uso urbano exigiría modificar su primitiva organización interna para dar respuesta a las necesidades habitacionales de los nuevos residentes.

[44] Campesino, Antonio-José; Barrientos, Gonzalo; Azcárate, Blanca. (1990). “Extremadura”. Geografía de España, vol. 7, Planeta, Barcelona, pp. 5-158.



jueves, 1 de septiembre de 2022

 GRANADILLA Y SU REHABILITACIÓN INTEGRADA (18)


Planeamiento territorial, urbanístico y patrimonial (cont.)

Por otra parte, la Junta de Extremadura, que debería haber abordado la redacción de su propia normativa de patrimonio cultural, inmediatamente después de la publicación de la LPHE’1985, tardó 14 años en hacerlo, hasta la aprobación de la vigente Ley 2/1999, de 29 de marzo, de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura (BOE, nº 139, de 11/06/1999), parcialmente modificada por la Ley 3/2001, de 17 de febrero (BOE, 35, de 21/02/2011).

Por su interés, condicionantes patrimoniales y limitaciones de intervención, de cara a las expectativas futuras de rehabilitación integrada de Granadilla, recojo literalmente el contenido del articulado.

En su Título II, Capítulo II, Sección 3ª. Régimen de los conjuntos históricos, determina:

Artículo 40. Conjuntos Históricos. Planeamiento.

1. La declaración de un Conjunto Histórico determinará la obligación para el Ayuntamiento en que se encuentre de redactar un Plan Especial de Protección del área afectada en el plazo que el Decreto de declaración establezca en atención a las características y circunstancias de cada Conjunto Histórico. La Administración regional arbitrará en estos casos las medidas de ayuda y colaboración que fueran pertinentes para facilitar dicha obligación de los Ayuntamientos. La aprobación definitiva de este Plan requerirá el informe favorable de la Consejería de Cultura y Patrimonio, que se entenderá positivo si transcurren tres meses desde su presentación y no hubiese sido emitido. La obligatoriedad de dicha normativa no podrá excusarse en la preexistencia de otro planeamiento contradictorio con la protección ni en la inexistencia previa de planeamiento general. La exigencia de redacción de un Plan Especial de Protección podrá ser sustituida por la de la propia redacción del instrumento urbanístico general, siempre y cuando en el ámbito delimitado se cumplan, en todo caso, las exigencias en esta Ley establecidas y se obtenga la conformidad previa de la Dirección General de Patrimonio Cultural del procedimiento y la delimitación del área, elementos y entornos a proteger.

2. Cualquier otra figura de planeamiento, así como su modificación o revisión, que incida sobre el entorno afectado por la declaración de un Conjunto Histórico precisará, igualmente, informe favorable de la Consejería de Cultura y Patrimonio en los términos previstos en el apartado anterior.

Artículo 41. Contenido del planeamiento

1. El Plan Especial de Protección a que se refiere el artículo anterior establecerá para todos los usos públicos el orden prioritario de su instalación en los edificios y espacios que fuesen aptos para ello. Igualmente contemplará las posibles áreas de rehabilitación integrada que permitan la recuperación del área residencial y de las actividades económicas adecuadas. También contendrá los criterios relativos a la conservación de fachadas y cubiertas e instalaciones sobre las mismas, así como de aquellos elementos más significativos existentes en el interior.

 2. Se mantendrán igualmente la estructura urbana y arquitectónica del Conjunto Histórico y las características generales del ambiente y del paisaje. No se permitirán modificaciones de las alineaciones, alteraciones de la edificabilidad, parcelaciones ni agregaciones de inmuebles, salvo que contribuyan a la conservación general del carácter del Conjunto Histórico.

3. Contendrá un catálogo exhaustivo de todos los elementos que conforman el Conjunto Histórico, incluidos aquellos de carácter ambiental, señalados con precisión en un plano topográfico, en aquellos casos en donde fuese preciso.

4. En el planeamiento se recogerán normas específicas para la protección del patrimonio arqueológico, que contemplarán, al menos, la zonificación de áreas de aparición de restos arqueológicos, soluciones técnicas y financieras.

5. En la redacción del Plan Especial de Protección se contemplarán específicamente las instalaciones eléctricas, telefónicas y cualesquiera otras, que deberán ir bajo tierra, pudiéndose no obstante, efectuar despliegues tanto aéreos como adosados a las fachadas, en los casos en los que el soterramiento pueda suponer daño para bienes de interés cultural, presente grandes dificultades técnicas o supusiera un coste desproporcionado que hicieran inviable un proyecto de interés público o socioeconómico, preservando, en estos casos, el paisaje urbano y los valores dignos de protección. Las antenas de televisión, pantallas de recepción de ondas y dispositivos similares se situarán en lugares que no perjudiquen la imagen urbana o del conjunto. Sólo se autorizarán aquellos rótulos que anuncien servicios públicos, los de señalización y comerciales, que serán armónicos con el Conjunto, quedando prohibidos cualquier otro tipo de anuncios o rótulos publicitarios. Sin perjuicio de las competencias de cada administración, son de interés público los proyectos por los que se despliega fibra óptica en los Conjuntos Históricos de Extremadura.

6. El Plan Especial de Protección incluirá cualquier otra determinación y especificidad que sea necesaria para la protección del Conjunto Histórico.

Artículo 42. Conjuntos Históricos. Autorización de obras.

1. En tanto no se apruebe definitivamente la normativa urbanística de protección a que se hace referencia en el artículo 41.1 de la presente Ley, la concesión de licencias o la ejecución de las ya otorgadas antes de la declaración de Conjunto Histórico precisará resolución favorable de la Consejería de Cultura y Patrimonio. No se admitirán modificaciones o cambios que afecten a la armonía del Conjunto Histórico, debiendo las intervenciones que se proyecten ajustarse a los criterios establecidos en el artículo 41.

2. Una vez aprobado definitivamente el Plan Especial de Protección, los Ayuntamientos serán competentes para autorizar las obras que lo desarrollan, incluidas las de los entornos de los monumentos declarados individualmente, debiendo dar cuenta a la Consejería de Cultura y Patrimonio de las licencias concedidas en un plazo máximo de diez días. En todo caso, las intervenciones arqueológicas requerirán autorización de la Consejería de Cultura y Patrimonio.

3. Las obras que se realicen al amparo de licencias contrarias al Plan Especial de Protección aprobado serán ilegales, pudiendo los órganos competentes de la Junta de Extremadura requerir al Ayuntamiento para ordenar su demolición y reconstrucción en un plazo máximo, a partir del cual podrán éstos acordar su ejecución subsidiaria, sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación urbanística.

A propuesta de las NNSS de Zarza de Granadilla y conforme a esta LPHC’1999, la Junta de Extremadura licitó y contrató la redacción del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Granadilla (PEPCHG) en 2001-2002, que se mantiene, una década después, bloqueado e inoperante sin haber iniciado su tramitación.

Por desgracia, Granadilla no es una excepción entre los 30 Conjuntos Históricos declarados de Extremadura por carencia de planeamiento urbanístico de rango superior (Planes Generales de Ordenación Urbana o Planes Generales Municipales), con el que tan sólo cuentan Cáceres, Mérida, Plasencia, Zafra, Olivenza y Guadalupe, y de planeamiento especial de protección del patrimonio, vigente en Cáceres, Mérida, Plasencia, Coria, Trujillo y Jerez de los Caballeros.

Partiendo de la obligatoriedad legal de su redacción, la pregunta que me planteo es ¿Un Plan Especial de Protección del Patrimonio, no para qué -por obvio-, sino para quién? Para ordenar y gestionar territorio, urbanismo y patrimonio se precisan destinatarios finales. 

Sería interesante conocer qué consideraciones sobre el futuro de Granadilla contiene el Plan Territorial del Valle del Ambroz, Tierras de Granadilla y Las Hurdes, teniendo en cuenta el protagonismo geográfico de la villa y si mantendrá su redacción o será modificado por los nuevos planteamientos de la comarcalización funcional de la LOTUS.

Por lo que respecta a su presunta ordenación urbanística, no procede planteársela mientras siga dependiendo de las NNSS de Zarza de Granadilla, que se encuentran completamente desfasadas, al no estar adaptadas como Plan General Municipal (PGM) ni a la extinta Ley 15/2001, de 14 de diciembre, del Suelo y Ordenación Territorial de Extremadura (LSOTEX’2001), ni a la vigente Ley 11/2018, de 21 de diciembre, de ordenación territorial y urbanística sostenible de Extremadura (BOE, núm. 35, de 09/02/2019) (LOTUS’2019). 

En ausencia de figuras de planificación territorial y urbanística, las determinaciones del PEP aparecen perfectamente reflejadas en el Artículo 41, antes reseñado, de la LPHCE’1999, que se resumen en: rehabilitación integrada del CH, mediante reconstrucción edificatoria, repoblación vecinal, refuncionalización de servicios básicos y recualificación ambiental de la villa intramuros de Granadilla y de su zona de respeto extramuros de 800 m.